ALTA-SANTO TOMÁS, FALLA HISTÓRICA DE VALÈNCIA CON MUCHOS PROTAGONISMOS.

 En el mes de julio o más tarde, cuando lo permita el coronavirus, plantarán y quemarán ésta y las restantes Fallas de València y los municipios que así lo acuerden. La primera vez que no será en marzo desde 1849.

 

Según Enrique Soler Godes en su obra “1849-1977 Las Fallas de Valencia”, en tan largo periodo de tiempo no hubieron fallas en 1896 por el estado de guerra decretado por tumultuosos disturbios de aquí y entre 1937 y 1939 por la guerra española. En 1885 solo plantaron una en el extrarradio de la calle Cervantes y el año siguiente otra en el poblado de Castellar, ya que los falleros del interior de la Ronda estaban en desacuerdo con la elevada cuantía del permiso municipal. Y siempre en el mes de marzo. Por ello, al proponer quemarlas en julio o más tarde, cuando se pueda, quedará el año 2020 como extraño en la larga historia fallera del Cap i casal.

 

Los 164 años registrados desde que pusieron el primer catafalco con figuras, aunque dicen que algunos más pero no constan oficialmente, convierten a la Falla Alta-Santo Tomás en una de las más antiguas de València.

 

Es una comisión, por y para sus falleros y convecinos, que planta sus pequeñas pero muy satíricas fallas, mayor e infantil, en pleno barrio del Carmen, y el primer año compartieron protagonismo con las de Quart-Palomar y Almudín, las tres en pleno centro histórico.

 

El nacimiento de Alta (entonces Alfondech)-Santo Tomás, según el citado Enrique Soler Godes, estuvo preludiado por el Diario Mercantil, que el 14 de marzo de 1856 publicaba: Según noticias que hasta ahora hemos pedido sobre las fallas de la víspera de San José, sabemos que se está trabajando en la construcción de una, dirigida por el carpintero Vicente Sena, la cual se colocará en la calle del Alfondech, y llamará, por más de un concepto, la atención del público. Tuvo como lema “Una familia de coents” y constaba de un matrimonio y su hijo encima de una alta tarima.

 

Fue el comienzo de una historia intermitente hasta 1946 y continuada después, plantando 104 fallas en 164 años. Largo periodo de tiempo con protagonismos importantes.

 

En 1863 el famoso pintor Antonio Cortina ensayó la realización de las cabezas, cara y manos con cera, técnica con la que consiguieron gran realismo durante un siglo los artistas falleros, aunque antes de la cremá tenían como enemigo al sol.

 

En 1932 su Fallera Mayor, Consuelo Cariñena Tarín, fue elegida Belleza Fallera de València, honor que compartió con Cruz Robles, y única vez que ha ocurrido desde que eligieron representante fallera de la ciudad, Belleza los años 1931 y 1932, y Fallera Mayor los siguientes.

 

En 1961 la fallita infantil, con el lema La Bella Durmiente, obra del artista Vicente Cosí, fue galardonada con el primer premio de todas las categorías y el de Turismo.

 

Y gran relevancia la alcanzada en los últimos años en la presentación del boceto de la falla grande con espectáculos acordes: 2012 El Cine, 2013 La Moda, 2014 La Gastronomía, 2015 Alta Frecuencia y 2018 La Música. Una de las más falleras fue la del 2013 para el monumento de marzo siguiente, cuando la comisión, que presidía Mario Gumbau Barberá, organizó el 30 de noviembre de 2013 el evento “Alta Saturday Fashion” en el Mesón de Morella. Un desfile de moda muy singular dividido en las secciones: la moda colabora, Els nostres dissenyadors, Indumentaria valenciana en el temps como colaboración de las comisiones amigas Sanchis Bergón-Turia, Serrano-Plaza de los Fueros y El Quarantahuit, y como conclusión modelos representativos de las partes esenciales de la Fiesta Fallera, como son: indumentaria, fuego, falla, poesía, pólvora, luz, flores y música, en las que intervinieron Falleras Mayores de València y de la Falla anfitriona, y la Reina de las Fiestas de Paterna de ese año. Un compendio de moda, fallas, ingenio y gracia.

 

Con la filmación para la Fiesta del Cine consiguieron en el 2013 el Guardó Extraordinari del Jurat en el concurso Pedro Audiovisuales Vicente Monfort.

 

Y también muchas actividades: bailes tradicionales, teatro (terminan de conseguir el 2º Premio de Junta Central Fallera), parchís, truc, participan todos los años en el concurso del Cant de l’Estoreta y con frecuencia consiguen recompensas de ingenio y gracia por las elevadas dosis de sátira de sus fallas.

 

En su casal de la calle Santo Tomás nº 23 conservan como oro en paño el bello estandarte de 1943 que es de lo poco que consiguieron recuperar tras las catastróficas riadas del 14 de octubre de 1957.

 

Con motivo del 150 aniversario editaron un magnífico libro en el 2006 que además de la crónica de todos los años que plantaron falla incluye pinceladas sobre la historia del Barrio del Carmen, del Casal, las visitas de la Virgen de los Desamparados, llibrets de las fallas plantadas, y una extensa galería de fotos. Libro donde además de los saludas de las autoridades y del presidente de la falla de ese año, Carlos Rossi Bas, incluye magníficos artículos de los periodistas Elena Martínez y Rafael Brines Lorente.

 

L’Edat de l’Herba es el lema de la falla grande que está realizando el artista Ignacio Ferrando Tamarit, para participar en la sección 5ª C, e Influencers el de la infantil que está construyendo el artista Santi Muñoz. En la grande satirizan las exageraciones en la publicidad de los productos veganos y ecológicos, y en la infantil que los medios modernos bien utilizados no son malos.

 

Como están a todas, los años 2015 y 2016 escenificaron en el Barrio del Carmen una versión especial de Don Juan Tenorio como contrapartida a tanta publicidad sobre Halloween.

 

Una comisión Presidida por Mario Gumbau Barberá, cuya Fallera Mayor Infantil es la niña Desidée Márquez Ferrer.

 

Tienen el récord fallero de permanencia de una banda de música en la misma comisión, desde 1948 la Unión Musical de La Pobla del Duc, y el aliciente turístico de ser una de las pocas comisiones que en los últimos años ha recuperado la tradición de plantar “al tombe”, como en los monolitos de la antigüedad, unos estirando y otros aguantando hasta colocar la falla en posición vertical.

 

Esteban Gonzalo Rogel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA RONDA FALLERA DE COCHES DE L’ANTIGOR HA CUMPLIDO 50 AÑOS

LA RONDA FALLERA DE COCHES DE L’ANTIGOR HA CUMPLIDO 50 AÑOS

 

El Club Automóviles Antiguos València (CAAV) comenzó en 1971 su ayuda a la difusión de la Fallas con la creación de la Ronda Fallera de Coches de l’Antigor que ha cumplido cincuenta años.

 

La Quincuagésima edición en la que han participado 35 vehículos, antiguos los anteriores al año 1945 y clásicos hasta 1970, finalizó en la playa de Gandía el día 8 de este mes. Recorrieron 226 kilómetros por carreteras de las provincias de Alicante y València desde que la Fallera Mayor de València, Consuelo Llobell Fresquet, y su Corte de Honor, les dieron salida a las 12 horas del día 6 en la plaza del Ayuntamiento del cap i casal. Acto en el que también estuvo la Fallera Mayor Infantil, Carla García Pérez, y su Corte de Honor.

 

El primer día llegaron hasta Gandía, ciudad a la que retornaron el segundo día después de un periplo por Montichelvo, Salem, Beniarrés, Planes, Alpatró, Benissili, Adsubia, Pego, Oliva, La Font d’Encarrós, Bellreguard, Almoines y otros municipios. Y el tercer día los coches estuvieron expuestos desde las 11:00 horas en el Paseo Marítimo de Gandía.

 

Rally Fallero que comenzó con un día, llegaron hasta cuatro, disminuyeron por la crisis a dos y ahora son tres. Su recorrido es elegido en función de las localidades que muestran interés en participar y donde las carreteras con ciertas dificultadas de trazado permiten realizar las pruebas cronometradas de regularidad, siempre con un mínimo de 4 controles secretos por prueba, para determinar quién es el ganador del Trofeo de S.M. El Rey.

 

José Javier Peláez Tejón y Mari Carmen Bernat Sánchez, con un Chevrolet Universal, han conseguido este año el preciado Trofeo; Luis Gutiérrez Sala y Ana Benejas Martí el segundo equipo clasificado, y Augusto Lezcano Peñalver y Victor Gutiérrez Vidal los terceros.

 

Ronda en la que hasta 1980 las Falleras Mayores de València y su Corte de Honor viajaron en los vehículos históricos, ya que posteriormente se lo impidieron sus obligaciones festivas.

 

Rafael Segura Tudela, fundó en 1966 del Club y fue su primer Presidente, siendo los continuadores: José Benet Torres, Francisco José Revert Pellicer, Miguel Antequera Borreda, y desde el año pasado Augusto Reyes Lezcano Araque.

 

Aunque algunos años han participado motocicletas, incluso un autobús, este año sólo ha habido automóviles, siendo el más antiguo un Cadillac de 1915.

 

Ronda conmemorativa en la que también han estado de clubes de Alicante, Barcelona, Canarias, León, Madrid, Orense, Palma de Mallorca y Toledo.

 

Esteban Gonzalo Rogel                          Fotos.- CAAV y Esteban Gonzalo

 

HE CUMPLIDO OCHENTA AÑOS

 

Estas líneas son para agradecer a quienes estuvieron en el homenaje que AVPYETUR me efectuó el pasado día 27 de febrero y a los que se adhirieron porque diversas circunstancias les impidió acudir.

 

Asimismo, también mi gratitud a quienes gestionan Top Turisme, Infoguíavalencia, La Gaceta del Turismo y Hostelería en València, por las elogiosas frases que me han dedicado en sus crónicas, y a Facebook de nuestra Asociación por el magnífico reportaje fotográfico publicado.

 

Un montón de satisfacciones verme arropado por tantos amigos y mi mujer Paquita, mis hijas María y Silvia, y mi nieta Irene.

 

Esteban Gonzalo Rogel

Benissuera celebró su festividad de Sant Antoni

El fin de semana del 17, 18, 19 de enero, Benisuera celebró la festividad de Sant Antoni Abad, más conocido como Sant Antoni del Porquet, patrón de los animales y apodado El Egipcio, a quién la tradición convirtió en un santo muy arraigado en muchas localidades de la Comunidad Valenciana. Cada 17 de enero, Sant Antoni se convierte en protagonista, rindiéndole los fieles homenaje al considerar que se convirtió en salvador de la terrible enfermedad que azotó la humanidad, el Fuego de San Antonio.

Esta fiesta se celebra el fin de semana más próximo al 17 de enero. Este año 2020, los benisueranos iniciaron su fiesta mayor el viernes, con el tradicional almuerzo de Torrà en la plaza del pueblo y, posteriormente, con una comida de cazuela para los festeros y amigos, que disfrutaron de la gastronomía del pueblo. Al llegar la tarde-noche hicieron el tradicional pasacalles con dolçaines i tabalets que fueron recogiendo a los festeros, para luego acompañarlos a la iglesia para recoger al santo, que posteriormente presenció y bendijo la popular hoguera de Sant Antoni en la plaza mayor del pueblo. Al día siguiente tuvieron lugar los actos religiosos, con la misa mayor en honor al Sant Antoni y con la tradicional bendición de los animales, un acto en el que se pudieron ver todo tipo de animales acompañados por sus dueños.

Posteriormente se realizó el tradicional reparto de panes bendecidos por las casas del pueblo, y por la tarde, como colofón de los actos religiosos, tuvo lugar la procesión oficial en honor al santo por las calles del pueblo, a la que siguió el disparo de fuegos artificiales.
El domingo, aunque el tiempo no acompañaba empezó temprano la fiesta, hacia las 8 de la mañana, con la tradicional chocolatà, para los peques y no tan peques. Más tarde, estaba previsto el popular almuerzo de “torrà” en la plaza, pero al hacer la lluvia acto de presencia, se tuvo que suspender tanto el almuerzo como el tradicional pasacalles. No obstante, la fiesta continuó y si que pudieron terminar las fiestas de Sant Antoni con la popular paella para todos los festeros, vecinos y amigos que quisieron terminar de la mejor forma estas fiestas 2020.

Texto y fotografías: Antonio Pérez- Sanchis Estal

MEDALLA DE PLATA A LUIS TIMÓN

 

El Colectivo Nacional de Amigos de la Guardia Civil ha premiado con una medalla de plata al fotógrafo Luis Timón Fernández, socio de AVPYETUR y Delegado de la Asociación de Criminología en València, por la calidad de sus colaboraciones en la revista de la Benemérita.

 

El General Jefe de la Guardia Civil en la Comunidad Valenciana, José Hermida Blasco, presidió el pasado día 12 y en el Salón de Armas del Centro Cultural de los Ejércitos, antiguo Gobierno Militar de Valencia, el acto en el que fueron condecorados guardias civiles, policías y Luis Timón y otros paisanos.

 

Felicidades Luis, es un honor para esta Asociación que premien a sus miembros.

 

Esteban Gonzalo Rogel

HOMENAJE A PATRICIA MURRAY

La Asociación Valenciana de Periodistas y Escritores de Turismo (AVPYETUR) ha homenajeado a sus socia Patricia Murray, conocida periodista que ha cumplido ochenta años, edad a la que ha llegado en magníficas condiciones de actividad intelectual y de alta positividad para soslayar sus dificultades para desplazarse.

 

En el transcurso de un almuerzo que reunió a compañeros de la Asociación, el Presidente de la entidad, Juan Antonio Calabuig Ferre, le entregó a Patricia Murray una placa con cariñosa dedicatoria y un ramo de flores.

 

Larga vida de una irlandesa que llegó en 1962 a València, aconsejada por el mejor clima de aquí para su salud, ha echado raíces con hijas y nietos, y con la ayuda de la tecnología actual y los transportes públicos para desplazarse mantiene una actividad digna de encomio.

 

Tras 25 años ejerciendo como profesora de inglés, y cuando sus dos hijas habían superado la adolescencia, en los años ochenta decidió cumplir su sueño de ser periodista, y lo consiguió con tenacidad. Estudió en València y en Pamplona, donde se doctoró, como también lo hizo en la Universidad de Columbia Graduate School of Journalism, con master y especialización en medios digitales, y fue pionera en estos medios de comunicación en València.

 

Últimamente se ha destacado por su apoyo para la restauración del Cementerio Británico de València y divulgar que personajes descansan en él, algunos muy vinculados con el desarrollo comercial, industrial y de las infraestructuras ferroviarias valencianas.

Texto: Esteban Gonzalo

Foto.- Estudio Sanchis1901

 

 

JULES AINAUD FOTOGRAFIÓ VALENCIA Y ALICANTE EN 1870

Hasta el 30 de junio la reinaugurada sala de exposiciones del Centro Cultural de la Fundación Caja Mediterráneo en La Llotjeta, construcción modernista anexa al Mercado Central de Valencia, albergará una magnífica muestra fotográfica con imágenes rurales, urbanas y de personajes, realizadas por Jules Ainaud Escudé en 1870, y procedentes mayoritariamente de las colecciones de José Huguet y Javier Sánchez Portas, con aportaciones del también coleccionista Díaz Prósper y de José Aleixandre, comisario de la exposición denominada “Jean Laurent. Fotografías de Valéncia y Alicante en el siglo XIX”.

Inicio de colaboración entre la Fundación Caja Mediterráneo, creadora del Centro Cultural La Llotjeta en 1993, y la Fundación Railowsky, librería instituida en València en 1985 y especializada en publicaciones de imagen, para convertir el local “en un centro de referencia de la fotografía valenciana con exposiciones sucesivas de autores de fama internacional”, según manifestaron Luis Boyer, presidente de Caja Mediterráneo y Juan Pedro Font de Mora de la citada librería.

Generalizadamente está popularizado Jean Laurent como autor de buenas fotografías realizadas en 1870 en Alicante, Valencia y otros municipios de ambas provincias, pero las hizo Jules Ainaud Escudé por encargo del estudio fotográfico montado por Jean Baptiste Laurent Menier en 1856 en Madrid, y tuvieron como antecedentes las imágenes de 1858 en Alicante del ferrocarril procedente de Madrid y las de 1867 de Elche y del puerto de El Grao. También fue colaborador de Laurent el fotógrafo valenciano José Martínez Sánchez ( que se dedicó a los faros, puentes y otras obras públicas.

Además de didáctica una muestra para aclarar quién fue el autor principal de las fotografías en esta Comunidad, que junto con las tomadas por otros expertos en el resto de España, comercializó en álbumes J. Laurent y Compañía de Madrid. Difundió rincones urbanos, monumentos, espacios rústicos, medios de transporte, artesanos y personajes por España y otros países. Por ello se le puede considerar un pionero turístico.

Fotografías que posteriormente serán llevadas a Alicante y Elche.

Esteban Gonzalo Rogel

Entrada gratuita.- Lunes a Viernes de 10/14 horas y de 17:30/20:30. Sábados apertura de la a las 11 horas.

EL RESTAURANTE DÁRSENA DE ALICANTE RECIBE EL PREMIO SALVADOR GASCÓN DE AVPYETUR

El pasado 4 de abril, la Asociación Valenciana de Periodistas y Escritores de Turismo (AVPYETUR) entregó el Premio Salvador Gascón en su segunda edición, a la empresa familiar propietaria del Restaurante Dársena, en la ciudad de Alicante, en el salón de banquetes del establecimiento, como reconocimiento a la excelencia de sus arroces durante sus cincuenta y siete años de historia.

Inició el solemne acto el vicepresidente de AVPYETUR, José Luis Torró, tras saludar a las autoridades, representantes de medios de comunicación, a la viuda y tres hijos de Salvador Gascón y demás asistentes, destacó al restaurante premiado como referente en el mundo de la gastronomía en Alicante.

Seguidamente, el secretario de la asociación, Esteban Gonzalo Rogel. leyó el acta de concesión del premio, donde se refleja la intachable trayectoria profesional de la empresa creada por Antonio Agustín Pérez Molina hace cincuenta y siete años y que, además, ha sido gestionada sucesivamente por la misma familia, que ha colocado al “Dársena” en la vanguardia de la cocina tradicional alicantina y mediterránea, especialmente en la diversidad y calidad de arroces y pescados.

El restaurante nació el 23 de mayo de 1961, con la designación de “Náutico”, en el edificio del Real Club de Regatas de Alicante y cambiaron su nombre por el actual en 1968. Veinte años después se trasladaron a la marina del puerto de Alicante. Los actuales propietarios, Antonio Agustín Pérez Planelles y su esposa, Cristina de Juan, gerente y directora, respectivamente, pertenecen a una saga familiar muy relacionada, desde mediados del siglo XIX, durante cinco generaciones, con diversas empresas alicantinas, deportivas, ocio, de restauración y hostelería.

El presidente de AVPYETUR, Juan Antonio Calabuig Ferre, dio la enhorabuena a los dirigentes del establecimiento por haberlo situado a tan alto nivel; rememoró la ilusión de Salvador Gastón al proponerle que este galardón llevara su nombre y agradeció el respaldo de la Generalitat a este galardón para reconocer aquellos que promocionan la gastronomía popular y tradicional de la Comunitat Valenciana. A continuación, acompañó al director general de Turismo, Josep Gisbert Querol, para entregarle el plato de cerámica, reproducción exacta del original del siglo XVI, a Antonio Agustín Pérez Planelles, quien agradeció el premio en nombre de la empresa y de todo el personal, y mencionó la fonda de su tatarabuelo Damián Molina, el iniciador de la saga familiar.

Mª Carmen de España, concejala de Turismo y Urbanismo del ayuntamiento de Alicante, felicitó al establecimiento y mostró su orgullo por que el restaurante premiado sea un referente en Alicante.

Finalizó el acto el director general de Turismo, Josep Gisbert Querol, quien tras dar la enhorabuena a la empresa y recordar la excelente labor de promoción turística de Salvador Gascón, resaltó el color, el calor y el sabor especial de la ciudad de Alicante al ser cuna de la gastronomía de la Comunitat Valenciana por su variedad de arroces, recetas transmitidas por nuestras madres y abuelas que han corregido y mejorado. Considera a los cocineros unos artistas y alquimistas, al combinar estos productos con mucho amor y saber para dar lugar a estos platos, verdaderas obras de arte.

Tras la foto de familia, como colofón degustamos un soberbio menú acorde con la categoría del Premio Salvador Gascón.

Silvia Gonzalo

Fotos: Estudios Sanchis 1901

BAR RESTAURANTE “CAP I CASAL” EN EL CENTRO DE VALÈNCIA

Cap i Casal, bar-restaurante donde la cocina valenciana y los mariscos son los protagonistas, comenzó su andadura el pasado 8 de febrero en la calle Cirilo Amorós nº 4, en el local donde estuvo Rías Gallegas después de su traslado desde la calle Matemático Marzal.

Acorde con el cambio de gastronomía el local ha sido remodelado aportando valencianía, elegantemente, sin sobrecarga, con fotografías históricas de València del archivo de Rafael Solaz, de las que destaca, muy ampliada y en la entrada del establecimiento, la de un matrimonio huertano que ha preparado una paella y han comenzado a escudellar, y el encorbatado signoret, que está sentado y también quiere ayudarles en la tarea de llenar plantos.

Entrada del bar-restaurante que también está flanqueada: en un lado por una enorme reproducción de una litografía sobre València realizada por Alfred Guesdon en 1850 para su publicación en la revista francesa “La Ilustration”, de la que había recibido el encargo de fotografiar varias ciudades españolas, supongo que efectuada desde un globo, y enfrente por una transcripción del plano realizado por Antonio Manceli en 1.608, el más antiguo que se conoce de la ciudad.

El artífice culinario es Raúl Cob, quien tras estar siete años cocinando por varios países del mundo para expandir nuestra cocina autóctona, ha vuelto a su València natal, en el centro de la ciudad, para aportarle autenticidad a nuestros arroces, principalmente a la paella clásica.

Le deseamos buena singladura en su nueva etapa en la capital valenciana, donde deben ser siempre bienvenidos los especialistas en arroces, para tener en cuenta cuando nos pregunten ¿Dónde podríamos comer un buen arroz?, y poder informar sobre establecimientos responsables para que se acuerden bien de aquí.

Como periodistas de turismo nuestra labor es difundir lo bien hecho y llamar la atención para la solución de lo deficiente, ya que perjudica a nuestra imagen turística.

Esteban Gonzalo Rogel