JOSÉ MARÍA CRUZ ROMÁN, PERIODISTA EJEMPLAR

JOSÉ MARÍA CRUZ ROMÁN, PERIODISTA EJEMPLAR

El pasado miércoles, 14 de junio, despedimos a José María Cruz Román, maestro de periodistas. Era, desde hace quince años, presidente de honor de la Asociación Valenciana de Periodistas y Escritores de Turismo. Y, por ello, queremos rendirle un sentido homenaje a una persona entrañable, a la que no dudamos en calificar de periodista ejemplar. Personalmente, tuve la suerte de haber contado con su afecto y con su apoyo profesional desde que, en el año 1973, cuando obtuve el título de periodista, comencé a colaborar en el diario Las Provincias. Él era el secretario de redacción y, desde el primer momento, demostró ser un gran compañero que aportaba consejos y sugerencias con su peculiar elegancia equilibrio y prudencia. Era un hombre solidario, con profundas convicciones. Pocos años después me abrió las puertas de la emisora que había fundado ­­­-Radio Popular- y que se convirtió en la década de los años noventa del pasado siglo en la actual COPE VALENCIA. Tuve, posteriormente, el privilegio de ser considerado amigo personal de este insigne periodista. Conocí a su inseparable esposa Concha, su encantadora compañera de viaje, y a sus cinco hijos. Me considero afortunado por haber tenido la oportunidad de haber conocido, durante cuarenta y cuatro años, a una persona extraordinaria, que ha sido, al mismo tiempo, maestro de periodistas, compañero y amigo. Y estoy convencido de que, en su nueva etapa, seguirá aportándonos su ejemplo e, incluso, escribiendo sus célebres “dos cuartillas para la radio”, una lección de reflexión y critica periodística.

En la misa “corpore insepulto” celebrada en el Tanatorio de Tarongers, me impactó el resumen de la ejemplar vida de José María Cruz Román que leyó uno de sus nietos, Francisco Delgado-Iribarren Cruz, y que no me resisto a reproducir:

Quien honró el nombre de José y María 
honra merece en toda la ciudad,
 
aquella a la que dedicó su edad,
 
Valencia a la que dio su día a día.

Hizo de su palabra poesía. 
Cultivó la bondad y la verdad.
 
No tuvo un solo gesto de impiedad
 
y puso en la tristeza su alegría.

A Dios buscó, halló, honró y sirvió.
Hizo el bien sin llevar cuenta de nada.
Hoy informa sobre la tierra al cielo.

Un legado infinito nos dejó
de una vida por todos admirada.
 
Descansa en paz con Dios, querido abuelo.

Y concluimos con una reflexión clara: quienes tuvimos la oportunidad de conocer con una cierta profundidad a José María Cruz Román, le recordaremos siempre como un insigne caballero del difícil mundo de la información, una figura indiscutible del periodismo valenciano, un ejemplar padre de familia y una persona singular de excepcional valía.

Juan Antonio Calabuig Ferre
Presidente de la Asociación Valenciana de Periodistas y Escritores de Turismo