LAS CRUCES DE TÉRMINO DE VALENCIA, DE JOSÉ SOLER CARNICER

  

Pepe Soler es infatigable. Acaba de salir la edición de su última obra “Las cruces de término de la ciudad de Valencia”, un compendio del origen, evolución histórica y sucesos de estos monumentos escultóricos en piedra, de carácter civil y religioso, terminados en una cruz sobre capiteles de columnas fijadas en graderíos de diversas formas; estas cruces son olvidadas por la población y las autoridades municipales, que después de ser frecuentemente rehabilitadas, se encuentran escondidas por un paisaje de edificios que resulta anacrónico o por una densa arboleda que impide contemplar siquiera sus contornos. También denominadas pigrons o peirons, humilladeros en Castilla.

Tenemos laCreu Coberta del Camí de Morvedre (Almàssera), la decana en años de Valencia, entre 1372 y 1373;la Creu Coberta de Mislata, la siguiente en edad (1381) que marcaba el límite entre Valencia (números impares) y Mislata (números pares); la Creu de la Conca o la de Pinedo, la más trasladada, inicialmente en Ruzafa donde acampó Jaume I (1328);la Creu Coberta del Camí Reial de Xàtiva o Creu del Miracle, la más bella, nombrada primero en 1376;laCreu del Camí de la Mar o del Grau, nacida en 1419, trasladada del poblado Vilanova del Grau a la avenida del Puerto, la considerada “Creu Major” por su hoy desaparecida grandiosidad;laCreu del Canyamelar, la actual de los años sesenta; la Creu del Camí de Moncada, trasladada desde el límite de los términos municipales de Valencia y el Poble Nou en 1277, en el lugar donde acampó Hugo de Folcarnier mestre de la Orden de Hospital con Jaume I;laCreu del Camí d’Aragó o de Beniferri, la más sencilla, de 1439, la única entrada principal a la capital (Camí Reial d’Aragó);la Creu de l’Avinguda de Ausiàs March, en la Pista de Silla, levantada en 1965 por Antonio Sacramento; la Creu de la autopista de Barcelona, de 1965 de José Gonzalvo Vives;la Creu de la avenida de las Cortes Valencianas, de Nassio Bayarri en el año 1966, sustituyendo a la de había tres años antes;la Creu de Benimàmet, en la plaça de la Creu o de Camporrobles;la Creu de Benifaraig; la Creu de Massarrojos y la Creu de Picanya. Son las más importantes de las 23 existentes.

Finaliza el libro con las Fiestas de las Cruces de Mayo, cuyo origen, se cree, se encuentra en el descubrimiento por santa Elena, madre del emperador Constantino, en el monte de los Olivos de tres cruces, una de ellas sanadora, dando lugar a esas maravillosas construcciones con flores que jalonan calles y plazas de Valencia desde 1917.

Silvia Gonzalo

La Creu Coberta del Camí de Morvedre-3La Creu de la avenida de Ausiàs MarchLa Creu Coberta del Camí de Morvedre de cerca