PERROS VIGILANTES EN TRENES, TRANVÍAS Y ESTACIONES DE METROVALENCIA.

La sorpresa inicial de ver a los vigilantes de los tranvías y trenes del metro de Valencia con la compañía de un perro desaparecerá pronto, nos habituaremos, como ocurrió con los perros lazarillos para invidentes primero y para minusválidos posteriormente. Ello, además, en vehículos donde desde el día de la inauguración del primer tramo del metro, el 8 de octubre de 1988, y facilitado por la continua supresión de barreras, son también habituales los cochecitos de minusválidos, los de bebés, carritos de compra, maletas, un mecánico con su caja de herramienta, …….Es nuestro peculiar metro-suburbano producto de la adaptación modernizada de los antiguos trenets en los que venían a las estaciones Pont de Fusta y Jesús desde numerosos municipios del área metropolitana de Valencia.

Patrullas de vigilantes acompañados de perros adiestrados se encargarán, principalmente durante la noche y los fines de semana, de vigilar trenes, tranvías y estaciones, así como los talleres de Machado, València Sud y Taronchers, para garantizar la seguridad de los viajeros y para evitar vandalismo y la acción de grafiteros y ladrones, especialmente en las muy vulnerables instalaciones ubicadas en tramos en superficie alejadas de zonas urbanas.

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana ha estimado que la utilización de perros en labores de vigilancia favorece la disuasión y prevención de delitos por su innata capacidad de detección y alerta, así como la seguridad que transmiten con un coste que se compensa con los resultados obtenidos al evitar desperfectos e incidentes en instalaciones y vehículos.

La incorporación canina refuerza el dispositivo humano de 60 agentes de seguridad y el técnico de 1.149 cámaras, éstas distribuidas en las estaciones, talleres, trenes y tranvías, que ofrece diariamente FGV.

 

Esteban Gonzalo