Exposición sobre el Mercado Central de Valencia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El Museo de Historia de Valencia, sito en la calle Valencia nº 42 del vecino municipio de Mislata, albergará hasta el 15 deMayo una exposición de planos y fotografías de los proyectos y de la construcción del Mercado Central que están complementados con un audiovisual sobre los mil años de historia de la plaza donde está ubicado y el minucioso proceso de restauración de sus vidrieras, mosaicos y trencadís que le ha devuelto su policromía inicial.

 

La muestra está basada en la obra “El Mercat Central de València. Des de la seua construcció a la seua rehabilitació” de la que es autor el arquitecto Francisco Hidalgo. Dice que el mercado se caracteriza por la acertada inserción de su geometría en una compleja trama urbana, la adecuada jerarquización de sus espacios interiores, con sus ejes principales enfatizados por sus dos cúpulas, el protagonismo del hierro laminado como símbolo de progreso de la época, y el empleo de la piedra, cerámicas y vidrieras emplomadas .

 

Es uno de los edificios más representativos de Valencia y uno de los lugares más visitados por los turistas. Sustituyó en 1928 al Mercado de los Pórticos, inaugurado en 1839 y cuya falta de espacio cubierto estaba complementado por tenderetes que diariamente tenían que montar y desmontar los vendedores en la entonces mayor plaza de la ciudad.

 

El nuevo mercado, con 8.160 metros cuadrados de edificación, fue proyectado en 1910 por los arquitectos catalanes Alejandro Soler March y Francisco Guarda Vial, colaboradores del famoso Luis Doménech Montaner, que se caracterizó por un estilo propio dentro de las líneas del modernismo. Tras los derribos para hacer un gran hueco en la densa trama urbana, a partir de 1914 Soler y Guarda dirigieron la construcción del gran mercado que terminaron los arquitectos valencianos Enrique Viedma Vidal y Ángel Romaní y fue inaugurado el 23 de enero de 1928.

 

Los dos pabellones que flanquean el acceso principal fueron construidos en ladrillo cara vista, con aplicaciones de piedra y de cerámica decorada. Uno es utilizado como tenencia de alcaldía y el otro para actividades culturales.

 

Es placentero perderse por las calles en las que está estructurado el mayor centro de Europa dedicado a la especialidad de frutos frescos, admirar la policromía y percibir los olores de las frutas, verduras y otros productos llamativamente expuestos para su venta, pero también enterarse que fue el primer mercado del Viejo Continente y uno de los primeros del mundo que informatizó las ventas y la distribución a domicilio a partir de octubre de 1996.

Contenido muy interesante en un continente también muy atractivo, ya que el Museo de Historia de Valencia está instalado desde el año 2003 en el que fue primer depósito para la distribución de agua potable a Valencia a partir de 1850.

Esteban Gonzalo

04-04-2013