RETORNO A SEVILLA CON EL AVE

 

La ultima vez que visité Sevilla fue en la Exposición Universal de 1992 –no han pasado años- pero me dije que tenía que regresar algún día ya que quedaron muchos lugares por recorrer; y ese día llegó el pasado 28 de junio acompañada de un grupo de medios de comunicación y a bordo del AVE, a través de la nueva conexión entre Andalucía y la Comunidad Valenciana, con la presencia del gerente de Mercado de los Servicios Transversales de RENFE, Félix Martín.

Al llegar a la capital hispalense visitamos el Real Alcázar, complejo palaciego construido en la Alta Edad Media sobre un asentamiento romano y visigodo, que es un conglomerado armónico de estilo almohade, gótico, mudéjar, renacentista y barroco con multitud de estancias: del Palacio islámico sólo se conserva el Patio de Yeso del que se ha descubierto recientemente su similitud al de la Alhambra; en el Palacio mudéjar o de Pedro I se encuentra la Sala de la Justicia, Cuarto del Almirante, Casa de la Contratación, Patio de las Doncellas, Alcoba Real, Salón de Embajadores, Patio de las Muñecas, Cuarto del Príncipe, Salón del Techo de Felipe II; y en el Palacio Gótico tenemos el Patio del crucero, la Capilla, Sala gótica (de las bóvedas) y Salón de los Tapices. Está adornado de tan maravillosos jardines que parece el paraíso terrenal. Actualmente es residencia oficial de los Reyes de España y de jefes de estado, está declarado Patrimonio de la Humanidad y ha sido sede de importantes acontecimientos históricos y bodas reales como la de Carlos I e Isabel de Portugal y la infanta Elena y Jaime de Marichalar.

Gracias al deseo expresado por muchos viajeros, se ha conseguido unir definitivamente, desde el 17 de junio, dos comunidades que aspiran estar en contacto, mediante una variante ferroviaria construida en Torrejón de Velasco (Madrid), que conecta la línea Andalucía-Madrid con la de Madrid-Valencia sin detenerse en la capital de España. Circulan dos trenes al día, uno en cada sentido, con paradas intermedias en Córdoba, Puertollano, Ciudad Real y Valencia, y una duración de viaje de 3 horas 50 minutos. También hay una conexión de Valencia con Málaga, ida y retorno, con trenes AVE Málaga-Córdoba y Córdoba-Valencia y un solo billete, en 4 h. 12 minutos, y de Valencia con Cádiz (tren media distancia Cádiz-Sevilla y AVE Sevilla-Valencia con un solo billete y un recorrido en la ida Valencia-Cádiz de 6 h 18 minutos y el retorno en 19 minutos más).

Con un total de 1544 viajeros en la primera semana de servicio y una media hasta el pasado 30 de junio de 400 personas diarias, ofrece la gran ventaja de la comodidad y la rapidez, reduciendo el trayecto hasta un 50 por ciento con respecto al Alaris, que todavía circula para los que disfrutan del paisaje o buscan precios más asequibles para sus bolsillos.

 

Silvia Gonzalo