EL QUEBRANTAHUESOS ( Gypaetus barbatus )

Única ave osteófaga del planeta, el Quebrantahuesos ( Gypaetus barbatus ) es un buitre territorial que está presente en algunas regiones montañosas de Europa, Asia y Africa.
Se distinguen dos subespecies, Gypaetus barbatus barbatus que es la más extendida y que se encuentra en las principales cordilleras de Eurasia y norte de Africa, y el Gypaetus barbatus meridionalis que se reparte por algunas montañas del este y el sur de África. La principal diferencia entre ambas es la ausencia de un mechón negro en la oreja del meridionalis. Su distribución coincide con la presencia de ungulados y ganado doméstico que son su principal fuente de alimentación.
Tiene diferentes tipos de plumaje en función de la edad sin presentar diferencias entre ambos sexos. Cabeza totalmente emplumada, los adultos y subadultos de color blanco o naranja y los jóvenes de color negro, que se va aclarando según va aumentando su edad.
La barba, pequeña en los jóvenes también va aumentando su tamaño. El pecho, vientre y calzas es moteado de color gris-marrón en los jóvenes hasta convertirse en color blanco o naranja en los adultos. En un principio tiene un escudo dorsal blanco en forma de V muy visible que va desapareciendo hasta tener la espalda completamente de color negro.
Su pico es fuerte y estrecho con una abertura bucal muy grande. Los ojos tienen un iris color marrón en los jóvenes y amarillo en los subadultos y adultos, rodeado de un anillo rojo que resalta más cuando se encuentra más nervioso o agresivo. En la parte superior de la cabeza tienen unas plumas negras y la cola tiene forma de rombo.
Se considera joven hasta los 36 meses, subadulto hasta los 60, y adulto a partir de esa edad.
Hasta finales del siglo XIX el Quebrantahuesos se encontraba distribuido por la práctica totalidad de los macizos montañosos de Europa. Su presencia en España quedo relegada a los Pirineos a partir de la década de los 80 en que desapareció el último ejemplar adulto de Andalucía. En los últimos años se observan Quebrantahuesos en la Cordillera Cantábrica, sobre todo en el Parque Nacional de los Picos de Europa donde en 2002 se puso en marcha un proyecto de recuperación del Quebrantahuesos. Desde el año 2006 al 2008 se han liberado un total de 9 individuos jóvenes en el Proyecto de Reintroducción de Andalucía.
En Pirineos se alimenta principalmente de cadáveres de ganado doméstico y de ungulados salvajes, de las carroñas que localiza en las áreas de montaña y en los puntos de alimentación suplementaria destinados para la especie y gestionados por Administraciones (Cataluña, Aragón y Navarra) y ONGs.
Se puede observar esta especie en el Pirineo en el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, Parque Natural de los Valles Occidentales y sobre todo en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca-Revilla), en el Cañon de Escuain, quizás el mejor lugar del mundo para su observación.
Es imprescindible resaltar la labor de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, con sede principal en Zaragoza,  Eco Museo-Centro de Visitantes del Castillo de Ainsa , Estación Biológica Monte Perdido (Revilla) y en el Centro Las Montañas del Quebrantahuesos en Benia de Onis (Asturias).
Esta fundación se dedica a promover y desarrollar proyectos de conservación en los hábitats de montaña en los que vive esta especie. Es una entidad privada sin ánimo de lucro y declarada de utilidad publica. Su página web es   www.quebrantahuesos.org

                                                                                                  Guillermo Fau