Alemania, abierta a los españoles (Jaime Millás)

El liderazgo económico y político que está ejerciendo Alemania en los actuales tiempos de crisis, el interés despertado tras la caída del muro de Berlín por conocer la nueva realidad de la reunificación, el especial atractivo de visitar esa capital política y cultural que renació de la guerra fría con inusitada actividad, estas y otras razones han hecho de Alemania uno de los destinos turísticos de moda en la Unión Europea, en especial para los españoles que ya agotamos aquellos tiempos de programar Francia, Inglaterra o Italia para puentes festivos de amplio recorrido.

La presentación por parte de la Oficina Española de Turismo de Alemania de las ofertas especiales para 2012 nos congregó en Valencia, una vez más, con una amplia representación de agencias de viajes, gestores turísticos, escritores y periodistas estimulados por la demanda en alza que España representa en el balance general de visitantes a las tierras del Rin, Elba y Danubio.

El año próximo está marcado por la tradición cultural en cuanto a eventos se refiere. Desde mi punto de vista Alemania siempre ofrece atractivos suficientes en su turismo urbano, en las visitas a Berlín y en las excursiones fluviales, para programar un viaje. Pero en este caso se trata de poner la cultura en el escaparate internacional como gancho y potencial recurso turístico.

La documenta de Kassel con 57 años de tradición, dirigida cada año por un experto en arte contemporáneo, es sin ninguna duda la gran cita europea de las gentes que disfrutan con la industria artística mundial. Es una de los grandes compromisos alemanes con la cultura: los otros dos corresponden a los libros de la Feria de Frankfurt y al cine del Festival de Berlín. La convocatoria de 2012 ocupa las fechas comprendidas entre el 9 de junio y el 16 se septiembre, época muy apropiada para combinar la estancia en la sugerente ciudad de Kassel con otras rutas. Su actual directora, la americana Carolyn Chistov-Bakargiev, ha elegido el núcleo argumental del derribo y la recuperación para hablar artísticamente de las nuevas revueltas culturales en Egipto, Túnez y Siria, y de otros enclaves, como la misma ciudad de Kassel, que renació de entre unas cenizas bélicas. La documenta es quinquenal, y se la llama el “Museo de los 100 días”, porque esta es su duración y porque la feria de arte ocupa toda la ciudad.

La siguiente convocatoria cultural tiene el nombre de la ciudad de Leipzig y la música coral como estandarte de tradición incombustible. El Coro de Santo Tomás cumple ocho siglos. Durante más de 300 años fue la única escuela de esta ciudad alemana. Uno de sus más famosos cantores, Johann Sebastián Bach, desde 1723 pasó a ejercer de director durante 27 años. En la actualidad un centenar de jóvenes de entre 9 y 18 años forman parte de esta coral y adquieren su formación académica en el seno de la centenaria institución. Su presencia en escenarios de Europa, América y Japón es continua. Ciertamente el Coro ejerce de cualificado difusor de la música sacra de Bach, pero con su actual director Georg Christoph Biller también aborda repertorios de otras épocas, del renacimiento a la modernidad.

Para 2012 Alemania selecciona la recuperación de la memoria de Federico el Grande para organizar en Berlin una magna exposición, abierta del 28 de abril al 28 de octubre, sobre su figura, sus obras y su manera de reinar. La parte musical del programa se ofrecerá en el Palacio de Rheinsberg, donde se alojó el monarca entre 1736 y 1740. También se producirá un musical “Federico, mito y tragedia”, de estreno en la ciudad de Postdam, donde se encuentra la magnifica residencia de verano del palacio y parque de Sanssouci. El rey prusiano ejerció de compositor e interprete de flauta travesera. Una de sus oberturas formara parte de un concierto especial en la ciudad de Friburgo, con música del XVIII en Prusia y Austria.

El próximo año incluyo Alemania en mis rutas turísticas, sin ninguna duda. La estancia que disfruté en Berlín en 2008, donde la presencia histórica de Federico el Grande aparece por cualquier esquina, merece una nueva cita con la cultura en alguna de las ciudades referidas en este artículo. Jaime Millás