VISIONES DE ESPAÑA EN BANCAJA

Hasta el 13 de Noviembre tenemos una cita en el Centro Cultural Bancaja (Plaza de Tetuán nº 23 de Valencia) para ver las visiones fotográficas sobre las costumbres y la cultura tradicional de España que prestigiosos profesionales de la cámara tomaron entre los años 1870 y 1930.

Las doscientas sesenta y ocho imágenes expuestas en dos plantas del histórico edificio son una muestra de los fondos de la Hispanic Society of America, debidos al entusiasta empeño compilador de lo español, mediante encargos y adquisiciones, de su fundador el multimillonario y filántropo norteamericano Archer Milton Huntington (1870-1955), que comenzó a coleccionar en una época –finales siglo XIX- con gran interés en Estados Unidos por el Viejo Mundo.

En la documentación facilitada por Bancaja a los visitantes especifican que son fotografías tomadas desde ámbitos temáticos muy diversos de las tradiciones y los vestigios de una España que voluntariamente se deseaba contemplar genuina, preservada en dispersas comunidades rurales, con la mirada puesta en tipos humanos y oficios, costumbres festivas y religiosas, aún no trasteada por la irrupción de la modernidad industrial y urbana de su época…….. Espejo y, a la vez, espejismo de lo español, influenciado por el ideario de la generación del 98, junto a las directrices queridas por su fundador, conviven en esta colección,…..

Muestra comisariada por Joaquín Bérchez, catedrático de Historia del Arte, académico de Bellas Artes y fotógrafo, y por Patrick Leneghan, conservador de fotografía y estampas de la Hispanic Society, donde el costumbrismo valenciano (barracas, clasificando cebollas, lavanderas en un río, el puerto de Alicante, Joaquín Sorolla pintando y con dedicatoria a Archer Milton,……) tiene destacada participación en las magníficas fotografías que realizó la norteamericana Anna M. Christian, quien asesorada por nuestro gran Sorolla recorrió España en 1915.

Además, en cada sala grandes audiovisuales reproducen continuamente el contenido fotográfico expuesto en sus paredes para aumentar la divulgación de la carga emotiva de las imágenes.

Esteban Gonzalo